La Federación en defensa de la sanidad

luis entrevista sanidadLuis Álvarez Ocampo es el presidente de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Toledo y, además, portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, integrada por numerosos colectivos, que ha convocado este sábado una manifestación en la capital regional contra los recortes sanitarios del Gobierno de Cospedal. En vísperas de este acto, reflexiona con El Porvenir sobre la situación de la sanidad en el área sanitaria toledana y la política de recortes del PP en este pilar del Estado del Bienestar.

Este sábado, 15 marzo, la Plataforma ha convocado una manifestación en Toledo para defender la sanidad pública. ¿Qué razones daría a una persona para convencerla de que debe asistir a este acto?

En primer lugar, que la sanidad pública de Toledo y de Castilla-La Mancha está en peligro; en segundo lugar, que es una conquista social que no podemos dejar de perder, y en tercer y último lugar, que es el momento de dar la cara todos para defender que nuestros hijos tengan la sanidad pública, gratuita y universal que hemos conquistado en los últimos treinta años.

 

¿Por qué ahora?

Porque cada vez se está deteriorando más la sanidad pública por aquellos que la gestionan y nos gobiernan, pues piensan más en privatizar, es decir, en el negocio y el beneficio, y eso hay que pararlo.

¿Es el área sanitaria de Toledo la más perjudicada por los recortes del Gobierno de Cospedal?

Por lo menos, es de las que peor han salido paradas, ya que un tercio de las personas que están en listas de espera en Castilla-La Mancha son del área sanitaria de Toledo. Además, tenemos un hospital obsoleto, que se ha visto muy golpeado por los recortes de personal y el cierre de plantas. A fin de cuentas, el Gobierno actual está reduciendo el gasto en sanidad y eso tiene un reflejo directo en una mala asistencia en el área sanitaria de Toledo.

¿Son las urgencias el talón de Aquiles de la atención sanitaria de Toledo?

Las urgencias siempre han sido un problema en Toledo, porque son pequeñas para atender toda la población de referencia del hospital, pero desde que gobierna el PP se ha agudizado más ese problema con los recortes que ha aplicado a la sanidad, y eso ha generado situaciones casi tercermundistas, como se ha visto en toda España con las imágenes de sus pasillos.

Se ha conocido que la Gerencia tiene una instrucción para que los pacientes mayores de 80 años que ingresen en urgencias y tengan que ser hospitalizados en vez de ir a planta deban esperar a que haya camas disponibles en el Hospital Geriátrico "Virgen del Valle" para ser trasladados allí. ¿Cómo valora esa instrucción?

Es una manifestación más de la política de recortes del Gobierno de Cospedal, que no prioriza a las personas y a los pacientes, y que más bien los ve como un número más. Una forma de gestionar la sanidad muy deshumanizada.

¿Cómo calificaría la gestión sanitaria del Gobierno de Cospedal?

La calificaría de muy negativa, con el único objetivo de privatizar en contra de los intereses generales de los ciudadanos. Cuando se vota no se da un cheque en blanco al partido que gana y gobierna, éste tiene que dar cuenta de lo que hace y decide, porque muchos de los toledanos y castellano-manchegos no estamos de acuerdo con la línea política del PP de privatizar la sanidad, de hacer negocio con ella, es decir, el que tenga dinero recibirá una buena asistencia y el que no, tendrá que ir a la beneficencia.

¿Cómo valora que el Gobierno de Cospedal quiera cambiar la gestión del nuevo hospital de Toledo de pública a privada?

Es un ejemplo claro de cómo entienden la sanidad, como un negocio. Muchos colectivos, entre ellos nosotros, hemos presentado alegaciones para que la gestión del nuevo hospital sea cien por cien pública, pero ni se han dignado a contestarnos. Se deben reiniciar las obras cuanto antes, mantener la gestión pública y que sea un proyecto acorde con la demanda asistencial de la ciudad.

El PP dice que las críticas a la sanidad son una crítica a la labor de los profesionales. ¿Está de acuerdo?

Para nada, nosotros sabemos que hay grandes profesionales en la sanidad pública y que gracias a ellos, a su compromiso diario, a su enorme trabajo, el grave deterioro que sufre el área sanitaria de Toledo por los recortes no se ha agravado todavía más.

Los profesionales han respondido como nadie para hacer frente a esta situación, pero está claro que el desánimo existe entre ese colectivo porque ve que el Gobierno no piensa cambiar su plan de deteriorar al máximo la sanidad pública.

¿Por qué ha surgido ahora la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Toledo?

La Plataforma surge como una respuesta espontánea de numerosos colectivos que coincidían en denunciar públicamente la situación cada vez más problemática de la atención asistencial en Toledo, especialmente en el "Virgen de la Salud" y en sus urgencias, y que entienden que la mejor manera de hacer frente a los recortes de Cospedal es ofreciendo una respuesta unitaria, trabajando de manera coordinada, como es el caso de la convocatoria de esta manifestación. Un acto que es un punto y seguido, porque estamos trabajando para planificar nuevas actuaciones a medio plazo para garantizar que la sanidad siga siendo pública, universal y gratuita.

¿Cómo va la campaña de recogida de firmas en defensa de la sanidad pública de Toledo?

Va muy bien, llevamos en poco tiempo más de 12.000 firmas recogidas y esperamos que ese número aumente considerablemente a partir de este sábado. Además, ayuntamientos han aprobado en sus plenos municipales mociones en apoyo a las reivindicaciones que planteamos desde la Plataforma.

¿Confían en que desde la Plataforma se pueda revertir la situación que vive la sanidad de Toledo?

La ilusión y el optimismo no lo vamos a perder, ni tampoco la esperanza, ya que hemos visto como en otras ciudades cercanas la movilización de la gente ha parado la privatización de sus hospitales y el deterioro de su sanidad, así que también se puede conseguir en Toledo, debemos luchar y movilizarnos, para que no nos arrebaten la sanidad que tenemos y que siga siendo pública. Por eso, hago un llamamiento público para que este sábado la calle sea una marea contra el deterioro y la privatización de nuestra sanidad.

Fuente original: El Porvenir de Castilla-La Mancha